Ya sabéis que, aunque nuestra especialidad y locura son las uñas y su decoración, nos encanta todo lo relacionado con la estética y la belleza en general, así que además de las manos, nos fijamos mucho en los ojos y en sus maneras de maquillarlos.

Hoy nos vamos a centrar en las pestañas y os vamos a contar todo sobre las extensiones de pestañas. Primero hablaremos de sus ventajas y luego veremos los tipos de extensiones que hay para que podáis elegir la que mejor se adapte a vuestro estilo y a vuestro rostro.

Ventajas de las extensiones de pestañas

La principal ventaja que suponen las extensiones de pestañas es que no se pierde el tiempo aplicando rimmel o máscara de pestañas a diario, y tampoco al desmaquillarlas, que ya sabemos la pereza que da y la cantidad de pestañas que se pueden perder en ese proceso, especialmente si es una máscara waterproof.

La siguiente ventaja, y por la que más personas eligen este tratamiento de belleza, es que producen un efecto buena cara instantáneo, prácticamente sin necesidad de maquillar otras partes del ojo aplicando sombras o perfilándolo con eyeliner. Simplemente con las extensiones bastará.

Otra de las principales ventajas, derivada de la anterior, es que las extensiones de pestañas embellecen la mirada, la hacen más abierta y más expresiva. Vamos a conocer ahora los tipos que hay.

Tipos de extensiones de pestañas

Hay varios tipos de extensiones de pestañas, algunos más naturales y otros más llamativos. Los que vamos a ver son obra de Las Pestañas de Julia, un centro pionero especializado en estos tratamientos en Valencia. En el apartado consulta nuestros tratamientos de su web encontraréis toda la información necesaria sobre las extensiones de pestañas y otros, como el microblading de cejas o la micropigmentación de labios. ¡Pero centrémonos ahora en los tipos de extensiones de pestañas!

También te puede interesar  Cosmética coreana: Conoce sus características y beneficios

Extensiones de pestañas clásicas pelo a pelo

Las extensiones de pestañas clásicas pelo a pelo son las idóneas si lo que buscas es un efecto natural, simplemente como si tuvieras tus propias pestañas más largas y tupidas, pues las pestañas, que se añaden una por cada pelo real, imitan las reales. Se puede añadir un toque extra de intensidad con las clásicas efecto rimmel, que es como si a tus pestañas ya largas de por sí, le añadieras un poco de máscara.

Extensiones de pestañas 2D

Las extensiones de pestañas 2D son como las naturales, solo que añadiéndoles volumen. Esto se consigue añadiendo dos extensiones por cada pelo natural. De esta manera, se ven unas pestañas más tupidas que las anteriores y con una mirada mucho más efectista, aunque sin alejarse de lo natural.

Extensiones fantasía

Si lo que se pretende es dar algo más de volumen a las pestañas, pero sin llegar al volumen total de las pestañas rusas, entonces las extensiones fantasía son la opción ideal, pues están a medio camino entre las 2D y las rusas, se aplican las dos técnicas. Además, se le puede dar un toque con un color fantasía, como las pestañas fucsias que vemos en la imagen. Sin duda, se consigue una mirada profunda que no deja indiferente a nadie.

Extensiones volumen ruso

Finalmente, nos encontramos con las extensiones de pestañas rusas, con las que se consigue muchísima densidad y un efecto muy vistoso. Con esta técnica se colocan varias extensiones (entre 3 y 9, depende de lo que recomienden los/las profesionales) sobre cada una de las pestañas naturales, creando un volumen espectacular y una intensidad fuera de lo común.

También te puede interesar  Consigue un "match" perfecto con los anillos de Alvent y estos diseños de uñas

Esperamos que os hayan quedado claras las diferencias entre los tipos de extensiones de pestañas que se pueden realizar y, si tenéis dudas, consultéis siempre con profesionales que os asesoren, que analicen bien la naturaleza de vuestras pestañas y que elijan la mejor opción teniendo en cuenta las cejas, la forma de los ojos y de la marca, etc.

Puntúa este artículo