Existen diferentes tipos de técnicas a la hora de cuidar y pintar las uñas. Os decimos cuáles son y las diferencias que hay entre ellas

Tipos de manicura

La manicura es una técnica estética que consiste en cuidar y pintar las uñas. Sin embargo, esta intervención va más allá de la parte visible, ya que tiene un impacto directo en el bienestar de quienes se someten a una intervención de este tipo. De hecho, muchos profesionales ya consideran que la manicura es un símbolo de salud.

Entre los motivos de esta consideración destaca que esta técnica ayuda a hidratar las uñas, lo que mejora el flujo sanguíneo gracias a los masajes que se dan en las manos durante el tratamiento. A ello hay que sumar que durante la manicura se eliminan toxinas y se exfolia la piel, al tiempo que ayuda a reducir el nivel de estrés y aumentar la sensación de bienestar.

En cuanto a los tipos de manicura existentes nos encontramos con las siguientes:

Manicura exprés

Ese tipo de intervención está especialmente indicada para aquellas personas que tan sólo requieren un mantenimiento de sus uñas, ya que suele durar entre 20 y 30 minutos. En este tipo de manicura se da forma, se lima y se esmalta, por lo que no es recomendable para aquellas personas que tengan las uñas en muy mal estado.

Manicura normal o básica

Este tipo de técnica dura alrededor de 45 minutos y ayuda a hidratar las uñas y mejorar su aspecto visual. Para ello, los profesionales dan forma a la uña, trabajan la cutícula, dan un masaje y se esmaltan las uñas.

También te puede interesar  Uñas pintadas amarillas: encuentra el tono perfecto para cada estación del año

Manicura profesional

Este tipo de intervención cuenta con todo lo que ofrece una manicura normal, pero suelen ofrecen un tratamiento extra de parafina. Para ello, las personas meten sus manos en un recipiente de cera de parafina caliente para hidratar la piel, la cutícula y las uñas. Con posterioridad se da un masaje de manos con aceite para hidratar y se procede a cortar las uñas, limar y empujar la cutícula. Aparte de parafina también se pueden utilizar otros recursos como piedras calientes o un tratamiento rehabilitante con aloe vera.

Manicura de Spa

Este tratamiento es adecuado para personas con manchas, arrugas, deshidratación o sequedad en la manos y en las uñas. Incluye un tratamiento de cutícula, exfoliación de piel muerta, mascarilla y masaje, además de cortar, limar y esmaltar las uñas.

Si estás pensando en hacerte una manicura en casa te comentamos algunos trucos que has de seguir para lograr los mejores resultados sin acudir a un profesional. Entre estos se encuentran: tener hidratada la piel, limpiar el esmalte de las uñas, limar las uñas en la misma dirección, antes de pintar la uña utilizar una base protectora con vitaminas y empezar a pintar por el centro.

Puntúa este artículo