Imagen de Engin Akyurt en Pixabay

Las manos transmiten mucha información sobre nosotros mismos, como a qué nos dedicamos, si somos cuidadosos con las actividades manuales que realizamos, si somos nerviosos, si nos tomamos tiempo para cuidar nuestro cuerpo, si queremos destacar una parte de nuestra personalidad mediante diseños de uñas o los anillos que llevamos y un sinfín de detalles.

Hoy nos vamos a centrar en darte consejos para cuidar tus uñas y en esta web encontrarás más información sobre las distintas manicuras que hay hoy en día en centros especializados, pero, de momento, te vamos a dar tips sobre el cuidado de las uñas que puedes hacer en casa de manera rutinaria.

Protégelas siempre

Lo primero y por encima de todo es proteger tus manos y tus uñas de cualquier agresión externa, especialmente cuando lavamos los platos a manos o limpiamos la casa con productos químicos. Es por eso que se hace indispensable el uso de guantes de goma en estas tareas, no solo por no destrozar el esmalte de uñas, sino porque pueden prevenir la aparición de hongos. Por otro lado, también conviene proteger las manos frío utilizando guantes y cremas protectoras, así como del sol, con cremas de factor de protección solar alto.

Límalas en vez de cortarlas

Seguro que casi siempre estás tentada de cortarte las uñas con un cortaúñas para ir más rápida y es normal, a muchas de nosotras nos pasa. Sin embargo, un consejo básico de cuidado es limarlas para reducir su longitud usando una lima de cartón y realizando movimientos largos de un lado al otro, siempre en el mismo sentido (en vez de ir y volver por el mismo sitio).

También te puede interesar  Por qué elegir un salón OPI para hacerte una manicura

Hidrátalas con aceites

Tanto para las manos, como para las uñas, como para las cutículas, es necesaria una buena hidratación periódica. Aunque hay cremas de manos muy buenas, yo prefiero los aceites. Lo que más se aconseja es sumergir las uñas en aceite de oliva durante unos minutos y luego realizar masajes para que lo absorba, aunque a mí también me gusta mucho el aceite de almendras dulces y es el que más uso para este fin.

Moldea las cutículas en vez de cortarlas

Las cutículas con esa piel que rodea las uñas y sirven de barrera protectora para que no entren los gérmenes a nuestro cuerpo a través de ese hueco, por lo tanto, nunca hay que cortarlas. El procedimiento recomendado por los profesionales es hidratarlas para que se reblandezcan y luego moldearlas con un palito de naranjo, de modo que queden alineadas con las uñas y no se vean antiestéticas o no molesten al aplicar el esmalte de uñas.

Dales un respiro durante un tiempo

Seguro que te sientes rara cuando vas con las uñas sin pintar, pero no tienes por qué, ya que si están bien cuidadas, son preciosas al natural. Además, las uñas necesitan airearse, así que se recomienda que las tengas un tiempo sin pintar o dejes unos días de descanso entre una aplicación de un esmalte y otra. En el caso de que te sea imposible, usa esmaltes de buena calidad y quitaesmaltes sin acetona.

Esperamos que estos consejos sobre cómo cuidar tus uñas te hayan servido de ayuda y que, si no te ves capaz de llevarlos a cabo en casa, acudas a una clínica estética especializadas en manicura porque te las dejarán perfectas y, así, solo tendrás que mantenerlas.

También te puede interesar  Productos y utensilios para pelo grueso y encrespado sin los que no puedo vivir

Puntúa este artículo