El cuidado de las uñas de las manos y los pies es importante para mantener una imagen elegante mientras se consigue unas uñas fuertes, sanas y bonitas.

Tener unas manos bonitas y elegantes pasa por llevar unas uñas bien cuidadas y sanas. Las manos dicen mucho de nosotros mismos y es importante mantener una buena imagen.

Manicura y pedicura roja

Cuando llega el verano nuestros pies quedan más expuestos debido al calzado abierto que llevamos para evitar el calor en esa parte del cuerpo. Como queda a la vista, tener unos pies bien cuidados, hidratados y con unas uñas bonitas es muy importante.
Ahora, antes de salir de vacaciones, puede ser el momento ideal para dejarse mimar por un tratamiento de manicura y pedicura para ir presumiendo de manos y pies bonitos en la playa.

El cuidado de las uñas de tus manos

Unas uñas bonitas siempre es una buena carta de presentación. Consiguen que la imagen que se proyecte ante los demás sea mucho más atractiva. Para conseguirlo, hay que llevar un buen cuidado de las uñas. Un tratamiento específico que consiga que tus uñas estén fuertes, saludables y bellas.
Es importante mantener la hidratación en las uñas para que crezcan fuertes y bonitas. Por eso, aplicar un tratamiento a base de aceites nutritivos puede ser una buena opción.
Un error que se comete muy a menudo es cortar las cutículas de las uñas. Éstas son una protección para las uñas por lo que no hay que cortarlas. Hay que darles cuidados especiales para mantenerlas en buen estado. La hidratación también debe llegar hasta las cutículas y después se retiran hacia atrás usando el famoso palito de naranjo, pero no se cortan. De esta manera se pueden modelar al gusto.
En lugar de usar las tijeras para cortar las uñas es mejor usar la lima y una vez que se ha dado la forma deseada es el momento de escoger el color de uñas que se quiere llevar. En verano se usan más los colores llamativos y atrevidos. La manicura francesa sigue estando de moda. En Alpel encontrarás todo lo necesario para poder mantener bien cuidadas tus uñas este verano.

También te puede interesar  +20 Manicuras francesa: consejos paso a paso, colores diferentes y diseños originales

Unos pies bonitos en verano

Ahora es momento de lucir los pies. Con el calzado abierto el pie puede respirar dejándolo a la vista, por eso, es importante mantener un buen cuidado de los pies y las uñas.
Si no se cuidan los pies de la manera adecuada o por culpa del tipo de calzado que se usa pueden aparecer los molestos callos y durezas. Cuando el pie queda a la vista, como pasa en verano, éstos hacen que tus pies se vean feos y no es agradable. Por eso es importante cuidar los pies usando el ablandador de durezas y callos Duribland.
No solo ayuda a eliminar callos y durezas, también es perfecto para mantener las cutículas de las uñas de los pies en perfecto estado. Al igual que pasa con las de las manos, las cutículas de las uñas de los pies, deben estar bien hidratadas y cuidadas para poder manipularlas al gusto, pero sin cortar.
Hay que tener cuidado a la hora de cortar las uñas de los pies. Si se cortan demasiado, después, puede producir dolor al caminar.
La hidratación de las uñas y los pies es importante. Unos pies bien hidratados se verán bonitos y sin esas molestas grietas que avergüenzan al llevar los zapatos abiertos. También ayudará a mantener la salud de las uñas consiguiendo que sean más fuertes para luchar contra los agentes externos que puedan afectarlas.

Una última recomendación

Aunque unas uñas bien pintadas, tanto de las manos como de los pies, dan una apariencia mucho más estilosa, elegante y atractiva, es necesario dejar unos días con las uñas al aire sin pintar. Los esmaltes, sobre todo aquellos que llevan químicos, pueden reblandecer la uña y hacer que sea más fácil que se rompa. Hay que dejarlas respirar de vez en cuando.

También te puede interesar  Por qué elegir un salón OPI para hacerte una manicura
Puntúa este artículo