1001-man-surrounded-by-women_at-290x300

No sé si os ha pasado alguna vez, os aseguro que a mí sí: estoy en un centro comercial, en una perfumería, en la calle o en un bar y, de repente, huelo un aroma por el que me siento atraída al instante, y ese poder de atracción es literal, es decir, quiero salir corriendo en dirección a ese olor y, cierta parte de mi cerebro, se siente muy estimulada… A veces me pregunto por qué será, qué o incluso si se trata de algún perfume natural feromonas que hay en el mercado, así que he investigado un poco.
He estado mirando por Internet y parece que sí que hay y que se pueden comprar feromonas en la red. ¿No os parece increíble?
Hay uno, en concreto, Perfume feromonas twoformen, que no contiene ninguna composición química y que está realizado con ingredientes naturales seleccionados en origen.
¿Cuáles son sus efectos? os preguntaréis.Pues bien, contiene androsterona, una feromona producida por los hombres y parece ser que despiertan un interés sexual en la mujer y, al olerlo, nos sentimos automáticamente atraídas por ese hombre. ¡Cuestiones de la naturaleza! La androstona se produce de manera natural para atraer al sexo opuesto y aparecen por medio del sudor, saliva y fluidos sexuales, pero, por los productos de higiene que  utilizamos en nuestro aseo diario, se pierdan y no causen los efectos deseados.
Los beneficios que parecen tener son múltiples: el incremento de contacto visual y la atención de las mujeres es sólo el primero, pero también favorece las relaciones sociales y laborales e incluso ayuda a aumentar la confianza y la seguridad en la pareja.
Sé que parece inverosímil pero… la atracción en la naturaleza suele funcionar así.

Puntúa este artículo